jueves, 10 de septiembre de 2009

Fotos raras, amigos especiales (II)

FOTO: Rama de castaño y piña sobre las piedras del malecón de la Playa de Barra (Portugal), por Adu.
Los mejores recuerdos que tengo suyos son de lo sucedido en la realidad y no dentro de la virtualidad. No veo razón alguna para cambiar el rumbo.
El planteamiento de este amigo es: yo pongo las reglas del juego, sois libres de apuntaros o no, pero... si te apuntas, acatarás mis normas sin rechistar.
Su plan sería más o menos asumible de no ser porque él se comporta a menudo (de manera no consciente, creo, quiero pensar) como la persona maleducada y hasta grosera que NO le enseñaron a ser... A veces, llega incluso a montar en una cólera que golpea indiscriminadamente, sin mirar a quién ni porqué. Y una ya está algo mayor para aguantar este tipo de caprichos...

8 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

En esos casos, hay que apartarse un par de días...

Anónimo dijo...

Buenos días:

No soporto la crueldad. La mala educación la refleja descaradamente.
Y si uno, -encima-, ha recibido "una educación" y es maleducado-grosero conscientemente, es inaceptable.

Saludos. Gelu

Manolo dijo...

Ese amigo tuyo debería "mirárselo", tiene visos de ser algo patológico. Proponer únicamente relaciones virtuales no lo termino de ver muy normal.

Marina dijo...

Mi querida compañera de aires suaves y compartidos. Las relaciones virtuales son previas al conocimiento físico, tal y como tú dices. Después se hacen más gratas, cómplices y plenas... si no es así, ¡Chungo!
Las relaciones inversas, a mi me parecen forzadas a ser lo que no han sido... esto en términos generales, en los particulares, nadie mejor que los poseedores de los dedos virtuales para juzgar, hacer... o deshacer.
He vuelto con miles de achuchones.

Adu dijo...

Muchas gracias, queridis...
A mí me parece ns-nc (ni bien ni mal) si ambas partes están de acuerdo, pero cuando se trata de un "ordeno y mando" empiezo a discrepar...
En fin, que diría JJ Millás.
Besos a todis.

Tom Hagen dijo...

No es que estés mayor, es que los caprichos taladran el alma.

Hasta los cojones. dijo...

Yo tampoco creo que sea por que estamos mayores, je, je, je… Más bien pienso que con el paso del tiempo, la mayoría (quiero pensar que la mayoría) nos volvemos personas racionales y hacemos como aquel hombre que iba caminando por la calle, se encuentra con un viejo amigo al que no veía hacia muchos años y tras unos abrazos efusivos le dice:
Pero que joven se te ve ¿Cómo lo haces?
El responde:
Pues no discutiendo.
A lo que el amigo le dice:
No será por eso...
Y el hombre concluye con un:
Pues no será por eso.
Si es que dos no discuten si uno no quiere, pero yo, si me encontrase en tu situación, optaría por disculparme educadamente e irme ;)
¿Te apetecería entrar en mi pequeña comunidad?
Se llama “Gente de puta madre + IVA” pongo la cabecera y enlace de esos blogs que considero interesantes.
Si es así, te agradecería dejases un comentario en mi blog.
También te invito a que te tomes una cervecita en mi rincón (sin, que después hay que conducir, je, je, je…) por lo del concurso, participo en “Actualidad” pero que si no me consideras merecedor de tu voto, no pasa nada. El que tú me enlaces a mí y yo te enlace a ti será lo que nos quedará y el mayor premio que obtendremos.

Muchas gracias.

http://www.loquemetocaloscojones.blogspot.com/

Isabel Huete dijo...

Mira, cari, si yo estuviese en tu lugar, pues le daría puerta. Pero ya me conoces: no paso ni una. Y no es porque esté mayor (ni tú tampoco) sino porque no admito ni media callosidad más en el corazón.
Hay amigos que matan.
Besazos, cari.