jueves, 3 de septiembre de 2009

Caminos complejos.


Me gusta perderme por los rincones, explorar otros mundos, encontrar cosas nuevas.
Me gusta fisgar en los vericuetos del espacio.
Me gusta indagar por los recovecos del tiempo, del alma y del cuerpo…
Rincones, vericuetos, recovecos... me gustan si no son resbaladizos: para pisar con paso firme, para sonreir, para llorar si es preciso.
Me gustan.

FOTO: Jardín en Basilea (Suiza, julio de 2007).

3 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

La vida se debería tejer con eso: pequeños rincones en los que poder descansar.

Isabel Huete dijo...

Es que es en los rincones donde todavía queda la esperanza de encontrar algo nuevo o distinto, y cuanto más recónditos mejor.
Besukis.

Oyana dijo...

A mi también me gustan....