viernes, 11 de septiembre de 2009

Crónicas de un pueblo (10)


Y por fin vino el Sr. Alcalde, que es pe-pe-ro me cae bien. Ahora que caigo, yo he tenido mala suerte con los Alcaldes sociatas (por cierto, vaya la que le ha caído al de Béjar con la publicación de Gonzalito...)
Bien, a lo que iba, hoy por primera vez he sufrido en mis carnes los inconvenientes derivados de vivir en una ciudad pequeña. Viendo cosas así, una llega a comprender lo de la Guerra Incivil como la llamó Norecuerdoquien. Entró Efe, el concejalillo, como una exalación en el despacho. El que se cree en posesión de la verdad absoluta y que los oponentes son tontos de remate, es que o es tonto él o no sé... no sé qué pensar, la verdad. Me he quedado un poco pasmada y con algo de mal sabor. Pero en fin, al menos creo que después de haber perdido (yo) los nervios inicialmente -he gritado al Alcalde, ea, menos mal que éste es de los que van dando la cara, como yo, y me lo ha dicho-, tras lo cual me he disculpado. Creo que al final la situación se ha salvado.
Y... "¿quién me alienta a mí?", he pensado al salir.
Lo de hoy NO es ficción.
FOTO: puerta de valla ruinosa del sur de "mi" ciudad.

8 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Es cierto: a veces los nuestros son peores para nuestra salud mental que los otros...

cuarentaydosymedio dijo...

Seguro que de chiquinina jugaste al "cu-cu,tras-tras". Pues eso, que aparece y desaparece. Pero aquí sigo...
Sin duda la realidad es mucho más sorprendente que la ficción.
Y vista la puerta del sur, si hay que entrar por algún sitio que sea por ahí, que parece fácil de abrir.

Oyana dijo...

¡Vaya puerta! jajajaja.
Ojito con los alcaldes y concejales....
Un abrazo

Isabel Huete dijo...

Yo no creo que los alcaldes sean buenos o malos en función de su militancia; lo son en función de su categoría personal.
Si alguna vez tienes que salir por alguna puerta, que sea por una como ésa que has fotografiado porque tiene el sabor de la experiencia.
Besucos cucos.

Marina dijo...

Bueno Adulina, aquí tienes al cuarenti, ha venido solo porque sabía el camino.

Las experiencias desagradables te hacen un pelín más fuerte y un mucho más lista. ¡Aprovéchalo! no todo el mundo tiene la oportunidad.
Un beso guapa... y yo te aliento cuando vos querais.

Adu dijo...

Pues estoy de acuerdo con todis vosotris. Gracias por vuestros sabios consejos y amables palabras.
Me voy a tomar unos días de descanso, que nadie se dé por aludido, ¿vale? Mi agotamiento no tiene nada que ver con historias bloggeras.
Besis.

KI dijo...

xDD esa puerta esta cerrada o abierta? :O

Muchos éxitos y Besos Adu :)

ZenyZero dijo...

Todas las guerras son inciviles, pero eso sí, muy civilizadas o políticamente correctas, como se dice ahora.
A algunos no hay como ponerles un uniforme para que se transformen. Menos mal que no tienen porra, de momento.

¿Quién te alienta?, pues no sé, querida. Un alcalde en sus funciones, no creo. Prueba a llevarlo de copas...

Un abrazo.
Chuff!!