miércoles, 12 de agosto de 2009

Desenredando nudos


Yo voy hacia mi propio nivel. Ya estoy tranquilo.
Cuando renuncie a todo, seré mi propio dueño;
desbaratando encajes regresaré hasta el hilo.
La renuncia es el viaje de regreso del sueño...

Poema de Andrés Eloy Blanco

4 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

profundizar hasta la primera puntada...

Isabel Huete dijo...

La renuncia es el viaje de regreso al sueño...
¡Una verdad como un templo!
¿No será la vida al revés de lo que pensamos y cuando dormimos vivimos y cuando nos despertamos soñamos?
Quizá.
Besis, corazona.

mojadopapel dijo...

Muy expresivo. Besos.

Adu dijo...

Creo que he llegado a un punto vital a medio camino entre el ascetismo y el hedonismo. No creo que haya un solo camino: hay muchos; cada cual que encuentre el suyo, o tal vez buscarlo es ya suficiente.
Besos a todis.