domingo, 22 de noviembre de 2009

S (7) Perra Vida (II)

- Ese viene a por ti – dijo el muchacho apoyado en el surtidor.
Ya me estaba acostumbrando al fuerte olor y al desfile de coches entrando y saliendo. No se estaba mal, me dejaban corretear a mis anchas, pero echaba de menos calor de hogar.
Desde que ella había salido disparada de la gasolinera sin dejar rastro, confiaba poco en el género humano. De modo que al escuchar estas palabras, estiré las orejas dejando rígido y quieto el rabo.
Efectivamente, aquel hombre acudía en respuesta a nuestra oferta en Tele-Anuncio: “Regalo precioso dálmata, cariñoso y juguetón, a quien pueda cuidarlo”.

Micro-relatos Cadena Ser.
Otoño 2007.

4 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Si hay un III, miedo me da. No hay que confiar en el ser humano.

Isabel Huete dijo...

Espero que continúe para saber si por fin encontró lo que buscaba o se lo llevaron para tenerlo atado, a la intemperie y comiendo sólo chuscos de pan. ¡Hay tanto desalmado/a suelto!
Besis de madrugá.

ana sáenz dijo...

animalito, esperemos que la providencia le dé mejor vida

saludos

mojadopapel dijo...

Los animales urbanos están siempre en manos del destino...el que le toque...prefiero la lucha legal de la selva.