domingo, 22 de febrero de 2009

Bacon y los dioses.


Francis Bacon mejor se hubiera dedicado a jugar al criquet después de un generoso desayuno a base de huevos con su apellido. Mucha boca abierta sin ser el grito de Munch (flies don´t go into shut mouth, Mr. Bacon) muchos flemones, alguna persiana, y poco rasgo he visto del que se pueda deducir que dominaba la técnica. Reconozco que yo ya iba (mal) predispuesta por los comentarios de dos personas de cuyo criterio me fío: María A (María, recuerda: après la pluie…) y Miguel (“lo mejor de la vida es gratis”). No hubiera sido tan dura si hubiera visto una evolución en su obra, pero no. Mala cosa, artista que no se mueve.
NOTA POSTERIOR: A la vista de las reacciones que han sucitado estos comentarios, creo necesario hacer algunas puntualizaciones y las haré. Mientras, ver comentarios del día y
Sin embargo, otra cosita fueron los dioses humanos, la muestra "Entre dioses y hombres" que se exhibe también en el Museo del Prado. Definitivamente, la gente es muy borrega o cuando algo es gratis no se valora: Bacon llena, ésta vacía.
Han recopilado una serie de esculturas griegas (sus réplicas romanas), procedentes casi todas del Museo de Dresde (Alemania) -ya se sabe que los alemanes fueron grandes saqueadores de Arte Clásico-, pero también de la propia colección permanente del Prado. Cuántos recuerdos, ver allí a la Palas Atenea de Mirón, al Diadúmeno de Polícleto –el del cánon de las siete cabezas (... ¡milagro!, no me ha fallado la memoria)-, esos cuerpos de veinticinco horas diarias de gimnasio representando atletas, a la Musa Pensativa de Norecuerdo, a los sátiros, a los efebos, todas ellas dibujadas por nosotros (Maribel -QEPD-, Javier) a lo largo de los años 1973, 1974… Esas túnicas esculpidas como con peso (técnica de los paños mojados, otra Maribel, la estupenda y excéntrica profesora de Historia del Arte del bachillerato)… cuántos cuántos cuántos recuerdos…
Me sigo quedando con los bajo-relieves que siempre me gustaron más que las grandes estatuas, me quedo con las estelas modestas, curiosas, bonitas.
Y para rematar: horroriza ver la reproducción de una policromía en un busto femenino basada en los estudios al respecto. Son mucho, mucho más bellas sin comparación, las esculturas en el color natural de su mármol. ¿Sería el pueblo inventor de la democracia tan hortera como los imagineros españoles?
(Lo siento, hoy estoy faltona).
ENTRADAS: 1.505... o tal vez 1.515?

8 comentarios:

Isabel Huete dijo...

Pues lo siento porque a mí Bacon me encanta. La "decostrucción", como se diría ahora, de la figura humana que hace me parece una maravilla. Él decía que intentaba captar la apariencia con el conjunto de sensaciones que esa apariencia suscitaba en él. Realmente fue un "rara avis" dentro de las tendencias pictóricas de la época porque es difícil clasificarlo y eso, precisamente, es lo que lo hace único.
En fin, que en la vida todo son colores... :))
Y que conste que lo de las esculturas griegas también me entusiasma, sean réplicas o no.
Un besazo.

Donce dijo...

Pero cuándo has estado viendo al Bacon???? no habrá sido hoy -domingo-, verdad?!!! Porque te prometo que después de patearme el Retiro ¡¡¡estuve en la puerta del Prado!!

Adu dijo...

ISABEL: lo siento, desde luego que "el libro de los gustos tiene todas las páginas en blanco".
Tengo entendido que la mayoría de las esculturas clásicas que se conservan son romanas: ellos copiaron -en Escultura- lo que los griegos habían hecho y se conservaron, mientras que las originales griegas no (creo que porque eran de peor material), pero son datos que doy de memoria, no estoy segura. Los romanos eran muy muy listos: los mejores ingenieros de la Historia; pero lo que no sabían hacer, lo copiaban.
DONCEllita: sí, una vez más nos hemos debido cruzar, entré sobre las once y salí sobre la una. ¿Tú andabas por ahí vestida de árbol o de turista? Si es así, no te reconocí.
BBD.

Isabel Huete dijo...

Cari, si es que tal y como lo ponías me pareció que eran copias romanas de las griegas... yo dije réplicas aunque quizá debí añadir réplicas romanas.
¡Qué masssss da! ¡Que me encanta el arte griego y el romano, sea éste fotocopia u original! En dibujo artístico, que fue la única asignatura en la que conseguí sacar un sobresaliente en toda mi vida, me forré a copiar esculturas del mundo clásico. Ahí nació mi afición al arte y nunca se lo agradeceré bastante a la loquísssima de mi profe.
El arte es, como ha dicho "nuestra Pe", el único idioma común a todos (o algo así). :))
Besazos.

migul dijo...

en fin, lo bueno siempre pasa desapercibido...

Adu dijo...

Miguel, ¿lo dices porque te gusta Bacon? Si es así, lo siento. Si me explicas dónde está lo bueno, tal vez cambie de opinión.
Isabelita linda, tienes razón: qué más da.
Hoy no doy pá más, chiquis.
BBN

luis felipe comendador dijo...

ESTA ENTRADA TUYA ME HA DEJADO MUERTO.
Por ser algo larga mi respuesta, he decidido ponerla en mi blog como la entrada de hoy.

Besotes.

Adu dijo...

Lo siento, de verdad que lo siento por quienes se han sentido ofendidos: por los que lo han dicho y por los que han callado. Tal vez me he pasado en las expresiones pero en fin, sigo opinando lo que ya le dije a Isabel...
(Seguirá)