miércoles, 11 de marzo de 2009

Penas tangenciales.








Llama mi dolor al tuyo en busca de compañía.
Huye tu dolor y esquiva el mío, fugitivo.
Siento que la vida te duele y yo aquí mirando.
Sientes que la vida me duele y tu allí, sin mirar.

ENTRADAS: 1872 (dieciocho setenta y dos, mmmmm................)

Y esto es una prueba, a ver si es posible escuchar el canto que, algunas veces, se traga mis penas:

4 comentarios:

Sinda dijo...

En esas maravillosas playas sería un gozo que las penas acabaran cruzándose.

Me recuerdan a las playas que frecuento en Cádiz, o a las que Almudena Grandes describe en "Los aires difíciles".
Mil besos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

El dolor compartido...
Gracias por dejarme oír el mar: hace meses que no lo oía.

Adu dijo...

Las penas con pan son menos.
Mis panes son este mar, este blog, y la gente que me quiere.
Vamos ganando batallas.
La foto y el video son de la playa de Barra (Aveiro, Portugal). Maravillosa.
Besos.

(SINDA: te debo algo sobre "Malena tiene nombre de tango" de Almudena Grandes, lo único suyo que disfruté y padecí).

mojadopapel dijo...

Te lo iba a decir estas playas me recuerdan a Portugal,lo he recorrido de Norte a Sur, recalando en todas sus orillas y grandes acantilados... más hacia el sur,Portugal suele tener playas muchos más virgenes y despobladas que las nuestras, por eso me gustan. Sus aguas son un baño purificador para quien sepa apreciar el agua fria en la piel.Bonitas fotos.